Día y Noche




Versión Píxar de la dualidad.O eso me parece.

De la mano de Mar en fb.

Éste es el que dice Roberto, para más comodidad (¡ay, la comodidad!)

16 pensamientos +:

Roberto Poveda Anadón dijo...

Buda de día, Buda de noche. Solo por la dualidad podemos acceder a la no-dualidad, y solo por la no-dualidad puede existir la dualidad. Como dice el s.d.c. "la forma es vacío, el vacío es forma".

Todo esta ya ahí, delante nuestro, al alcance de la mano, pero nadie dijo que fuera fácil ni que no llevara tiempo.

Precioso el vídeo.

Anónimo dijo...

Bonito video de los dos budas. No entiendo la explicación de los duales: ¿quien es S.D.E.?

Roberto Poveda Anadón dijo...

En el budismo antiguo el samsara (La vida mundana, cotidiana, la vida hecha de ilusiones, contradicciones, oposición e ignorancia, la vida común de los hombres, la dualidad. El Buda de día) y el nirvana (el despertar, la iluminación, el mundo de Buda, la no-dualidad. El Buda de noche)se oponen. Por eso es una propuesta pensada especialmente para los monjes.

Pero de esta manera se crea una nueva dualidad. Los puros (el arhat, en términos del budismo antiguo), al rechazar lo mundano para vivir en el mundo de Buda olvida que en el mundo de Buda nada es mundano.

En el budismo renovado, en el Mahayana, al que pertenece la tradición zen, en cambio no existe tal contradicción, samsara (dualidad) y nirvana (no-dualidad) no son opuestos. Es precisamente en el samsara donde debe realizarse el nirvana. De ahí la importancia atribuida a la vida cotidiana y a la necesidad de practicar sin fin, pues el nirvana no es ya un estado a alcanzar, sino que es el camino mismo.

La revolución Mahayana abre el camino del budismo (es decir el camino que conduce a la extinción de dukha, palabra sánscrita normalmente traducida como sufrimiento/malestar) a los laicos. Ya no se trata de rechazar lo mundano, la ignorancia, lo limitado, sino de convertir esta vida (con todas sus contradicciones) en camino del despertar (vease, por ej., el sutra de Vimalakirti, central en el Mahayana).

Pero esto, que podría parecer una relajación de la norma -de la regla- establecida hasta entonces, en realidad representa una exigencia todavía mayor. Por eso pienso a veces que se podría decir que el Mahayana, a pesar de su dos mil años de historia, está todavía por desarrollar. Por eso digo que, para quienes elegimos indagar en nuestras propias vidas el significado de esta propuesta, el camino ni es fácil ni requiere poco tiempo. Nos devuelve toda la responsabilidad sobre el significado del despertar en nuestra propia vida y ello requiere toda nuestra energía y todo nuestro tiempo.

-----------------------------------

El s.d.c. es el sutra del corazon.


claudio daniel rios dijo...

MA RA VI LLO SO¡¡¡

Y con la voz de Joao Gilberto cantando Desafinado...¡Qué más pedir, Ane!
Gracias, Lindísimo

Roberto Poveda Anadón dijo...

Dualidad y/o no dualidad están/se-crean en nuestro interior.

http://youtu.be/mMl_xOncEGk

Ane Elexpe dijo...

Como este blog tiene una tecnología un poco arcaica ya, no me permite responder a cada uno, que es lo que me gusta, así que agradezco "en colectivo".

Y además, que no sabía el título de la música y me la quería bajar para el ipod. Ja! Gracias Claudio, ya lo tengo!

Y, Roberto, ¡eso!, que no me salía. Menos mal que has llegado "al rescate". Otro debate de dharma que en algún momento sería estupendo que pudiéramos montar entre muchos y ver cómo engarzamos la noche con el día y el día con la noche, lo sutil con lo condensado... congreso de zazenistas que, tras el zazen, salen a la calle y vuelven al zazen... eso que todos sabemos.

^^

Ane Elexpe dijo...

Por cierto, genial el vídeo! Así es, sí. Al menos a mí me pasa así.

preguntona dijo...

Roberto ¿no será demasiada explicación?
¿se necesita siempre que alguien venga en nuestro rescate con certezas?

Roberto Poveda Anadón dijo...

Tienes razón con lo de "demasiada explicación", y me disculpo por ello. Lo hice por que Anónimo preguntó que qué es lo que yo quería decir con lo de los "duales", y me lo tomé como pretexto para intentar responderme a mi mismo.

En lo que no estoy de acuerdo es en lo de las "certezas". En mis dos comentarios acabo diciendo que la propuesta (del Mahayana, del zen) ni es fácil ni lleva poco tiempo. Si digo esto es, en primer lugar, por que no es fácil entender para mi mismo; es decir entender en mi propia vida, en mi propia cotidianeídad, en mi propia carne, el camino propuesto por el Buda. Intelectualmente es relativamente sencillo, pero ver que quiere decir en la realidad creo que (por lo menos a mi)me llevará toda la vida.

Anónimo dijo...

Gracias Roberto por compartir tus certezas/incertidumbres. Preguntona, a algunos nos viene bien que alguien trate de "aclarar" estos embrollos jejejjee. Personalmente mis certezas son viscerales, las intelectuales son eso....embrollos uuuuffff por eso agradezco a Roberto.

preguntona dijo...

Al ver el video ¿qué te pasó en ese instante?Sin intelectualizar,sin comparar.¿observaste lo que te produjo?¿No es de una riqueza absoluta para estar atento y observar?Y como cada uno somos el mundo...

Roberto Poveda Anadón dijo...

Me reí :)

preguntona dijo...

bueniiiisimo tu poder de síntesis.

Roberto Poveda Anadón dijo...

Gracias, aunque por desgracia no es el poder de síntesis mi fuerte, lo cual demuestra que me queda muchísimo camino por recorrer.

Y volviendo a las certezas, y a las dudas:

En realidad la única certeza que tengo, desde un principio, es zazen. No tanto la certeza de que zazen (me) sirva para esto o aquello, ni que zazen consista en tal o en cual cosa, sino más bien la certeza de que he de volver allí lo más frecuentemente posible (es decir, por lo menos, todos los días), esforzarme en realizarlo lo mejor posible y confiar en él.

Por alguna razón dicha “certeza” se desarrolló en mi por si sola al principio de comenzar a practicar, y así se ha mantenido hasta hoy. En cambio sobre todo lo demás, que es muchísimo, estoy lleno de dudas y mis convicciones cambian a menudo, por ejemplo: ¿Cual es la forma en que se manifestará el budismo zen en occidente?, ¿Las formas japonesas (o coreanas, o vietnamitas, o tibetanas...) son las apropiadas para nosotros, o más bien representan una “pantomima” (como dice el monje italiano Mauricio Yusin) para que podamos jugar a los japoneses (o a lo que sea) y podamos creernos miembros, durante un rato, de un grupo “especial”? ¿Qué quiere decir que hoy en día la práctica de zazen sea sostenida principalmente por los laicos, aquí y, creo, que progresivamente también allí?, ¿Representará esto un impulso en la expansión del budismo, o más bien significará su progresiva disolución y deformación, hasta que quede reducido a una técnica más en el mercado del bienestar, y que por tanto posea todas las características apropiadas para su conversión en una práctica de auto-ayuda, comercializable, parcial, mezclable con otras, etc.?, ¿La tendencia a la sobrevaloración de los llamados maestros y de los linajes imaginados, tiene algún sentido, tal como la conocemos, para nosotros, laicos occidentales, cara al desarrollo de ese camino de liberación del sufrimiento que es el budismo, o más bien son residuos derivados de la naturaleza confuciana de los países en que nació y se expandió el chan/zen (es decir residuos que tienen que ver con una metodología de control social)?, ¿Para el desarrollo de esta vía basta con sentarse, regodeándonos en la charca del analfabetismo espiritual, o el estudio y la reflexión, vivida y honesta, de los textos budistas (modernos y antiguos) ocupa también algún lugar en el proceso?, etc., etc. etc.

Anónimo dijo...

¿Vés Roberto como tus "extensas" reflesiones me/nos ayudan? Has puesto el dedo en la llaga (al menos en la mia. Esa sensación de volver a casa cada vez que reanudo la práctica después de un periodo sin práctica por el motivo que sea. A mi es lo que me mantiene, casi sin voluntad, en la práctica cotidiana.Durante mucho tiempo (años) me planteaba la validez de Zazen, hoy dia esa duda ha desaparecido por simple y llano empirismo: Zazen forma parte de mi vida como el agua o el aire.
Desde hace años creo que las formas tienen que evolucionar, no somos japoneses, ni tibetanos, ni coreanos, somos europeos o americanos y tenemos nuestra propia estética, el seguimiento de los ritos japoneses se conovierte a poco que bajes la guardia en mero seguidismo.Pero, del mismo modo que deberemos evolucionar inevitablemente, deberemos hacerlo en forma evolutiva no rupturista, poco a poco, sin traumas que nos dividan más de lo necesario.
Respecto al aspecto de la instrumentalización comercial del Zen, solo decir una cosa: ¡¡¡ Da asco ¡¡¡. Tengo mi propia regla que aconsejo seguir a rajatabla " Si es caro es falso" y hasta la fecha no me ha fallado nunca. Tengo la absoluta certeza de que la trasmisión de un camino espiritual es gratuito o no es. Tenemos un derecho de nacimiento con el que no se puede comerciar. Hoy dia el "ambiente espiritual" está cuajado de comerciantes engañabobos contentaconciencias. Y aquí llegamos a la cuestión de la maestría, es un asunto sobre el que debo decir que no lo tengo resuelto, lo siento, seguiré indagándome sobre ello. Solo puedo aportar una pequeña certeza: Entre el cielo y la tierra solo hay hombres y mujeres.

humano dijo...

...árboles,animales,cesped,floresinsectos,agua,aire...y...

Publicar un comentario