Donde los espíritus se saludan

  
Porque tantas veces necesitamos cosas o queremos ofrecerlas.
O reflexionamos y queremos hacerlo en alto.
O porque nos sentimos extranjeros en tierra extraña de vez en cuando.
O queremos reírnos con los nuestros o de los nuestros.
O porque vimos una película o nos conmovió un libro.
O nos contaron un juego divertido o encontramos por ahí una página interesante y repleta de ideas...
O porque tenemos un proyecto que no podemos hacer solos.
O por un momento de duda, de miedo, de aburrimiento, de soledad...
O porque ¿qué demonios quiere decir mushotoku, shikantaza, kesa...? y alguien lo sabe y lo sabe decir y quiere responder.

En definitiva: para compartir nuestras cosas, nuestras noticias y descubrimientos y, sobre todo, sentirnos arropados cuando arrecia el frío.

No es que sea sólo para la gente del dojo, pero casi. Para cualquiera que haya pasado por él; para los que llegarán en el futuro y para quienes lo mantienen en el presente. Que sea nuestro espacio íntimo y privado. Ese lugar al que vas sabiendo que, aunque llegues solo, encontrarás amigos y saldrás alegre. Amigos con quienes no hace falta fingir ser mejor y tampoco peor. Ojalá aquí podamos pedir lo que necesitamos y regalar lo que tenemos. Ojalá que pueda ser como una cálida taberna en noche de tormenta, donde la risa vuele de corazón en corazón y la música mueva los pies.

Todo eso y todo lo demás y más.

video

 

4 pensamientos +:

Anonymous dijo...

Tiene muy buena pinta. Hagamoslo realidad. Pero una realidad cambiante, incesante, impermanente..........creativa.

Muiso.

Anonymous dijo...

Muy bonito, es autentica poesía en prosa. Debería estar en el "El club de los poetas muertos"

Joaco.

Ane dijo...

Gracias Joaco. Ya sé que es una tontería, pero me encantó encontrar tu comentario. Por el comentario y porque no lo esperaba y porque lo escribiste.

Un buen abrazo. Por aquí nos vemos.

Anónimo dijo...

Ane, que bonito está el blog, el nuevo "logo" de musgo es precioso... Este espacio se está haciendo GRANDE!
muchas gracias por enseñarnos tantas cosas. A ver si un día consigo leer TODO, jeje.

Echo de menos el dojo y a tod@s las que allí respiran.
BESITOS.

* ISA

Publicar un comentario