¿Qué te-me-nos pasa?

      
Una vez le preguntaron a un hombre qué tenía dentro que parecía tan contento y en paz.

El hombre preguntó a su vez a quien le hacía la pregunta qué tenía dentro que parecía tan inquieto y desanimado.

Aquel que no tiene nada dentro siempre está feliz.


Aquel que tiene muchos deseos nunca sale de su miseria.





(Un apunte: que no es lo mismo "deseo" que apego al objeto del deseo. Por si acaso tenemos la tentación de eliminar la ilusión -no ilusión como ignorancia, sino como motivación- en cuyo caso y según Deshimaru por ejemplo, estamos como muertos.

Supongo que es cosa de ir aprendiendo a discernir de qué debemos vaciarnos, despacio, de cosa en cosa y a lo mejor al final somos vacío y por eso mismo nos cabe todo. Eso me han dicho y yo lo creo.)
 

5 pensamientos +:

unsui dijo...

Como decía Chuang Tzu:
...La virtud perfecta no produce nada
No ser, es ser de verdad
Y el mayor de los hombres es nadie

ane dijo...

Stéphan decía: "Estoy harto de mi ego". Yo también. Hay una forma de ego que me aburre, me estorba, me bloquea por timorato, desconfiado y tontorrón.

También es verdad que hay otra cosa (como se llame) que aprecia y ama y que tiene claro que todo está bien aunque todo esté mal (y en este momento sé de lo que estoy hablando).

Voy a dar de comer a esta última parte que me parece que es más lo que soy, de lo que estoy hecha que el latoso del "ego" sea lo que sea eso.

ane dijo...

Ah! por cierto, unsui, qué gran verdad -para añadir a la colección de grandes verdades- lo de "la virtud perfecta no produce nada".

Hace falta solamente pararse un poquito a paladear esas palabras para que se abran todos sus sabores... y saberes.

unsui dijo...

Así es. Lo que pasa es que hay sentencias,como esta, que en un principio no las coges y conforme pasa el tiempo ...van teniendo sentido ¿vedad?

Siddharta dijo...

En la última sesshin alguien me dijo que yo irradiaba paz o algo por el estilo. Y traté de indicarle el camino hacia esta paz: la práctica de la Vía. Pero no se si acerté a transmitirle que, en el fondo del fondo, el secreto está en vaciarte, como muy bien decís. Entregarte, abandonarte, rendirte, ¡que no significa indolencia y pasividad!

Ane, y sintonizo totalmente con esta frase que parece absurda, pero sabemos muy bien lo que queremos decir: "que todo está bien aunque todo esté mal".

Publicar un comentario