Las investigaciones de Roberto Poveda


Como los de blogspot dicen (y dicen verdad ¡! en este caso) que el gadget "últimos comentarios" está estropeado y que de momento no consiguen arreglarlo; por si acaso no habéis visto éste en relación a la anterior entrada zazen, natural. Porque no tiene desperdicio y merece una entrada permanente y porque una de las intenciones iniciales del musgo era ser portal de entrada de las buenas cosas que circulan por la red... ahí van los resultados de las investigaciones de Roberto Poveda, que mantiene y alimenta Huellas del zen (buen, buen, buen, blog. Recomendado por el musgo y muchos otros blog hermanos).

"¿Era zazen, quiero decir shikantaza, el zazen de Nyojo y Dogen, lo que buscaba tu amiga? ¿O, tal vez, se había equivocado de sitio? Con frecuencia, tristemente con demasiada frecuencia, por no decir casi siempre, tiendo a pensar que los supuestos practicantes que se adhieren a la corriente iniciada por Dogen, en Japon, en el ss. XII, y rehabilitada por Kodo Sawaki, también en Japón, en el ss. XX, en realidad están ahí por error.



¿Sabe la gente que si lo que busca son iluminaciones, el satori, el kensho, las cumbres, los éxtasis, pueden dirigirse, por ejemplo muy cerca de España, en Francia, al templo "La Falaise Verte", perteneciente a la escuela del Zen Rinzai, donde les dirán como orientarse, por medio de los koan, en esa dirección? (pincha aquí para visitar su web)



¿Sabe la gente que si lo que desea es la llamada "iluminación" junto con relatos orientales, unida a un cristianismo renovado, probablemente menos decepcionante de aquel del que huyeron para después sentirse huérfanos y perdidos, pueden dirigirse, esta vez sin necesidad de salir de España, al Znedo Betania, dirigido por Ana María Schlüter, perteneciente a la escuela Sambo Kyodan, donde también encontraran koan y búsqueda del kensho, de la iluminación? (pincha aquí para visitar su web)





¿Saben que si tan solo necesitan sentirse un poquitín "espirituales" en un ambiente "japonés" pueden inscribirse en clases de ikebana, que no sólo no produce "tedio", sino que sirve para tener preciosa la casa?






¿Saben que, si necesitan hablar de "sus cosas", existen grupos de psicodrama? ¿Qué si necesitan sentirse miembros de un grupo existen los movimientos asociativos, los club de fútbol, los grupos excursionistas, etc., dependiendo de los gustos de cada cual? ¿Que si necesitan amigos, hay estupendos manuales de cocina que, tras practicarlos un tiempo con atención, nunca suelen fallar como reclamo?






¿Saben que para experiencias "intensas" y "trascendentales", con logros rápidos y garantizados, existe una substancia llamada LSD?, aunque creo que últimamente su calidad ha bajado mucho, pero buscando seguro que hay alternativas en el comercio.





El zen de Dogen, es decir el budismo según Dogen, (aviso para navegantes informados: digo Dogen y Nyojo e, intencionalmente, no añado Keizan Jokin) es un zen sin "iluminaciones", sin trasformaciones milagrosas, sin obtener nada, que se desarrolla en la cotidianeidad y en el silencio interior. O, como dice Ane: "hay un momento [...] en el que zazen se incorpora él solito a la lista no escrita de necesidades básicas y fisiológicas que ni se ponen en duda ni se eligen tales como cocinar y comer, procurarse techo y cama y dormir, respirar, comprar (pedir prestado o robar) ropa y vestir, llorar, reír"... 

Quién no esté interesado en esto, mejor sería que buscase en otro lugar, así no perdería su tiempo ni nos lo haría perder.

Y quien tenga piedad haría bien en informar de estas cosas a la gente... aunque los dojos se queden semidesiertos como la cueva de Bodhidharma".

13 pensamientos +:

Roberto Poveda Anadón dijo...

_/\_

Anónimo dijo...

Y para los que quieran un púlpito con publico que se abran un blog. Bajate del pilar Robertito.

Roberto Poveda Anadón dijo...

No soy yo quién ha convertido mi comentario en entrada en este blog en el que estamos, ha sido Ane, administradora del musgo, quién amablemente me ha hecho ese inmerecido honor.

En cualquier caso, solo por poner las cosas en su sitio, recordaré que, como puede comprobar cualquiera que pase por el blog que mantengo, "huellas del zen", que no es un blog "personal" sino que está destinado a la traducción y difusión de textos relacionados con el zen normalmente inéditos en lengua española; y que de las 116 entradas existentes en él, como se puede comprobar en el índice de autores, ¡solamente 4 son de mi pluma, es decir el 3,4%!.

El origen del blog fue que cuando comencé a practicar zazen y a intentar entender a partir de allí en qué consistía esa propuesta llamada budismo zen, comprobé que la calidad de los textos existentes en castellano no pasaba en un 99% de un nivel que podríamos considerar espiritualmente infantil, oscilando de las colecciones de relatos sino-japoneses a los manuales de auto-ayuda de estilo oriental. Si bien algunos de ellos venerados hasta lo estúpido, cuando en realidad lo que hacían era introducir toneladas de confusión en relación a este camino de vida llamado budismo zen. Textos clásicos a parte (la literatura budista tradicional pre y post mahayana), por otra parte escasos en lengua castellana y que son con frecuencia difíciles de entender para nosotros occidentales sin alguien que nos desvele sus pautas interpretativas.

Por poner 2 ejemplos, clásicos y conocidísimos en occidente: "Los tres pilares del zen", de Philipe Klapeau ha introducido una idea de la llamada "iluminación" en la que se han empantanado y siguen empantanados miles de practicantes después de décadas, aunque nadie hoy en día se atreva a decirlo en público; y el prefacio de Richard Baker al libro "Mente zen, mente de principiante" de S. Suzuki es en buena parte el origen de esa mistificación absurda que hoy aquí en occidente denominamos "maestro zen"; y que están consiguiendo, que tras pocas décadas de su llegada a occidente, un movimiento que apuntaba a la liberación del hombre como es el zen, procedente de la depuración extrema del mensaje del Buda, se esté convirtiendo en una iglesia vieja, cansada (y cansina) y decadente.

Fue por ello que comencé a indagar en aquellas lenguas con las que, más mal que bien, podía atreverme, en busca de luz y agua clara con la que calmar aquella sed que la práctica cotidiana de zazen me llevó a descubrir dentro de mi. Así como en aquellos autores en los que sentía arder vivo y vivificante ese fuego capaz dotar de sentido verdadero a un mensaje que arde desde hace más de 2.500 años y que sin embargo cada cultura y cada persona ha de reconstruir, desde cero, dentro de si.

Por tanto, el motivo de esas traducciones, algunas de las cuales han ido construyendo el cuerpo del blog huellas del zen, fue el de una práctica en sentido propio, es decir, no solo en sentido de estudio intelectual, sino también en sentido de investigación personal orientada al propio vivir.

Es decir que ese "estudio" de los textos de otros que me habían precedido (no solo en sentido cronológico, sino también en sentido espacial -de ir por delante-), y que a mi me habían servido para entender algún aspecto de la doctrina y para cotejar qué sentido tenía aquello para mi vida, fue realizado en primer lugar para mi mismo y solo después decidí lanzar aquellos textos a los vientos, por si podían servir a otros como a mi me habían servido y me siguen sirviendo. Pues es obligación del hombre que se esfuerza en este camino devolver fielmente, sin pedir nada a cambio, aquello que ha recibido.

Peaton dijo...

Estoy muy agradecido a Roberto Poveda por las traducciones de textos que nos ofrece en su pagina. Siempre es un placer leerlas y por algún motivo muy oportunos para mi practica. También entiendo su pesadumbre por el estado de la enseñanza del Zen en España. Pero esto no es nada nuevo. Los textos antiguos están llenos de avisos a navegantes: “Cuidado con esos viejos calvos que hacen aspavientos, dicen frases sin sentido o recitan las escrituras sin ningún entendimiento” Yo he pasado por mas de uno de esos agujeros, y lo que he aprendido de esa experiencia, es que no hay Maestros buenos, malos o mediopensionistas. Lo que hay es la vida que te va pasando y la absoluta necesidad de vivirla con una mente “iluminada”. Aferrarse a la idea de que no hay iluminación esta tan alejado de la verdad como aferrarse a la contraria. Afirmar que el Zen de Dogen es un Zen sin iluminaciones es leer solo una parte de sus enseñanzas. Tal y como podemos leer en la última traducción que publica en su pagina; “Hay muchos ejemplos actuales de cómo dedicarse a un único aspecto lleva a perder de vista la totalidad de la vida.”

Ane Elexpe dijo...

gasshô Roberto, gasshô anónimo, gasshô Peaton, lo de menos es estar en acuerdo ,aunque lo estoy, o en desacuerdo. Lo que importa de verdad es que nos une la misma casa.

^^

Xaro La dijo...

Hay Bodhisattvas por el mundo que van dejando las huellas del Dharma, aún si llega una ola y las borra, la esencia siempre queda en el corazón.

Gracias Roberto
Gracias Ane

Muchos besos

Muiso dijo...

Agradecido por tu trabajo Roberto.
Anónimo si esto que has escrito lo hubieras dicho en un entorno mas coloquial,tomando una cañita por ejemplo.............Pues te habria tocado pagar la ronda por capullo jajajajajajajajajaja

Anónimo dijo...

Al otro anónimo:

Entiendo tu comentario, hace tiempo que Roberto se está ganando la antipatía de más de un@: una cosa es su loable trabajo en el Blog Huellas del Zen y otra muy distinta sus comentarios kilométricos y eruditos que caen a la que menos te lo esperas en otros blogs. Y como en este último caso, incluso se convierten en entradas!!!!

A los que amamos la manera de hacer y expresar de Ane , se nos atraganta el tono a veces "sobrado" y excluyente de Roberto que se nos cuela de repente en entradas que no lo merecen.

Y es por esto que los comentarios de los Anónimos se han ido espaciando en el tiempo en nuestro amado Musgito. Y es que nos da la impresión de sobrar, Roberto te exluye con su farragosa dialéctica y otros te rematan llamandote capullo.

La frescura del Musgo se va secando y educadamente (algun@s) nos vamos distanciando.
Podeis llamarme capullo también, nos iremos a otra parte para no hacer "perder el tiempo a nadie" Pero lo que ha sido el Musgo no lo olvidaremos.

Gracias Ane

Muiso dijo...

¡¡¡¡ Ay santo cielo ¡¡¡¡ pero qué poco sentido del humor, que poco aguante y qué manera de usar el plural mayestático sin venir a cuento. Si algo hay que aprender en la vida es a reirse de uno mismo queridos Anónimos, y utilizo el término "queridos" con absoluta franqueza porque es lo que siento.Nunca llamaría "capullo" a alguien que no me gustara o sintiera lejano de mi, ya dije que lo utilizaba en un supuesto entorno amigable, si os habeis sentido heridos lo retiro tranquilamente y ya está.


Pd.: De todas formas pagais vosotros las cañas.

Anónimo dijo...

Ni cañas, ni LSD, que cada uno se pague sus propios vicios.
En cuanto a lo del "plural mayestático" lo hemos tenido que mirar en internet a ver que era eso, y si hablamos en plural es por que somos una pareja los que leemos y comentamos juntos en el Musgo. ¿Se coló una mayúscula y nos toca pagar cañas?

En cuanto a lo del sentido del humor, bueno, nosotros solemos reirnos mucho cuando comentamos y cuando nos contestan, en fin...

Ane Elexpe dijo...

Hale, os dejo solos que tengo que reconocer que entre unos y otros regáis el musgo pero que muy requetebién, tan requetebién que, muchas o pocas, las estrellas que lo mantienen vivo brillan con miles de colores cada una con su color.

Las entradas, algunas veces son una provocación y otras una confesión a tumba abierta pero donde hay que buscar las "joyas de la corona" es en los comentarios.

Y que viva y perviva la confrontación, por favor, que nunca estemos tan de acuerdo que nos muramos de aburrimiento concordante y mortecino; que nunca nos falten las espuelas para ir más allá, que es lo nuestro, nuestra mejor seña de identidad.

Angst dijo...

Pues si le dan esos palos a Roberto, no me quiero imaginar los que me darán a mí.

Un placer leeros.

Ane Elexpe dijo...

Jajajaja! Aquí recibimos todos tanto parabienes como paramales. A lo mejor porque nos hemos creído que con el roce nos pulimos y desprendemos de todo lo que nos sobra.

Te aviso que estás localizado. Búscate en el Círculo de la Común Unión. He actualizado la dirección de tu blog al que me voy a apuntar ahora mismo: http://patisoque.blogspot.com.es/

Cortesía por cortesía: el placer es nuestro por tu visita :)

Publicar un comentario