Pequeño buda



También tú has tenido la inmensa fortuna  de ser amado sin condiciones ni peros? o de amar así, al estilo de los budas?

El texto es de Ladrón de Guevara.

Hoy es cuatro de diciembre en Madrid.
Tú tendrías once años, y seguirías siendo una sombra en blanco y negro acurrucada en la cama, buscando brazos moteados de pecas y nuestro calor.

Ahora estarías dormido cerca del radiador, friolero,
tratando de conciliar el sueño, pero atento a sus gestos cómplices.
Dispuesto a seguirla, con paso firme, hasta el fin del mundo.
Yo os estaría observando desde cerca, amando ese mundo que es sólo vuestro.

Hoy es cuatro de diciembre en Madrid,
y aunque parezca extraño, se echan de menos tus ladridos,
los gruñidos al quitarte tu hueco en el sofá, justo entre los dos,
llevándote toda la manta y las caricias, y su sonrisa.

Me gustaría que la vieses ahora, infinitamente hermosa,
aunque echándote de menos cada día. Doliéndole tu nombre,
tu ausencia, tu recuerdo, el botón que movías cuando te abrazaba 
o regresaba a casa.

Siento que no estés en tu cumpleaños, pero en casa, te espera una vela encendida.

Para Mar

3 pensamientos +:

Ladrón de Guevara dijo...

Te dejo un beso, y un abrazo mutuo y fuerte.

Pronto estaremos conversando de libros y mundos varios.

Cuídate.

Muiso dijo...


¡¡¡¡ GGGRRRRRR, GUAU, GUAUUUU, guauu , guau ¡¡¡¡¡


Que en idioma de schnauzer viene a significar: ¡¡¡¡ Jooooder, qué bien escribe este tio ¡¡¡¡

Mar dijo...

Pues si que escribe bien si. Hoy, un poco más tranquila y menos llorosa, te doy las gracias por dedicármelo y por tener esa fuerza al ponerlo aquí, en el blog, que sé que para ti también es complicado.

Ay nuestro compañero de ladridos, con la poquita cosa que era y cuánto daba...

Salud

Publicar un comentario