Interdependencia



Una de las cosas que me resulta engorrosa de practicar zazen es que las personas de mi alrededor lo sepan porque desde el mismo momento en que se lo digo, comienzan a dar por sentado que soy coherente, madura, inalterable, impecable, comprensiva y pacífica. O borde, seca, seria y tajante. Empiezan a esperar respuestas sorprendentes e incomprensibles, profundísimas de puro simples... por poner sólo unas pocas de las características que se nos suponen.

Y resulta que sí, que soy todo eso y todo lo contrario y que todo depende. O sea, como todos los demás excepto por la sutil diferencia de que yo en concreto, me dedico al noble arte de asumir que no soy nada de todo eso definitivamente, con todo el mundo y en todas las situaciones. Al noble arte de comprender profundamente que DEPENDE, podría decir mejor que DEPENDO o más precisamente todavía, que DEPENDEMOS.

Y así pensado (de pronto) en vez de invadirme la amargura esperada, me encuentro con una marea de alivio. Anda!, resulta que no soy culpable de la felicidad o el malestar de nadie, sino co-culpable, co-responsable, co-dependiente (más bien interdependiente)... qué bien que al menos seamos dos para repartirnos la carga del mundo entero. Pero sé que somos muchos más que dos, que somos todos juntos, de todos los tiempos, de todos los lugares.

Ahora ya sólo me falta que mis “sé”, mis “creo” y mis “pienso” pasen a ser células funcionales y funcionantes. Eso. Un pasito de nada.



17 pensamientos +:

Mindfulness Granada dijo...

Jajaja otra incoherente que hace Zen...Welcome!

Ane Elexpe dijo...

Bien hallado de nuevo ^^

......si sabía yo que somos legión!

Anónimo dijo...

¿Tienes asumido lo mucho que necesitas a los demás? Porque de todo lo que has escrito nada se deduce de ello, y si más bien que otros son los que tu dices te necesitan.

Perderse en las palabras no ayuda a encontrarse a uno mismo. Y que se crea que la incoherencia es acercarse al Zen, también anda por los Cerros de Ubeda... por cierto que no los conozco :) Me han dicho que son muy bonitos.

Ladrón de Guevara dijo...

Otra gran entrada, como siempre. Supongo que es mas difícil para unos que para otros aceptar que el Zazen, Zen o meditación (el nombre es lo de menos aquí) es incoherencia buscando coherencia, impaciencia buscando paciencia, los material buscando los inmaterial. Como bien dices, todo lo contrario.

Como digo, tus palabras hacen que algo que muchos tratan de hacer complejo, se convierta de pronto en simple, al acceso de todo el que acepte que somos seres interdependientes.

Cuídate.

p.d.: Los Cerros de Úbeda son muy bonitos, al igual que esta entrada, si se camina por ellos. Si se miran desde fuera, no son más que montes.

Ikana dijo...

Compartir las cargas con los demás suele ayudar a los problemas de espalda :)

Eva dijo...

Ahora ya sólo me falta que mis “sé”, mis “creo” y mis “pienso” pasen a ser células funcionales y funcionantes. Eso. Un pasito de nada.
O también puedes abandonar todos tus "se" y todos tus "creo". Es mas rápido, pero mas aburrido.

Nirvana dijo...

Felicitaciones por la entrada.
Se me ocurre pensar que no hay que hacer nada si llegamos a "Saber", "Creer" y "Pensar" es porque ya esta en ti y solo pasa que lo vamos descubriendo.
Gassho

Ane Elexpe dijo...

Tomo nota!

saludos :)

Xaro La dijo...

Gassho Ane

Ane Elexpe dijo...

gasshô Xaro La

claudio daniel dijo...

Gracias musguito

Abrazo tus contradicciones que, también, son un poco las mías.

Anónimo dijo...

Estoy mal conmigo mism@.
¿Por qué no dejo de sentirme culpable?
Necesito autojustificarme, pero... ¡qué dificil es hacerlo un@ sol@!. Mejor si alguien me echa una mano. Inevitablemente soy un ser interdependiente.

Siddharta dijo...

¡Entrada preciosa, Ane!

A veces pienso que seguir una práctica de liberación es una responsabilidad ENORME. Si me equivoco, si soy incoherente, si no practico como debiera, estoy cerrando el camino a otros, que dirán: no, eso no es el camino que lleva al fin del sufrimiento; mira a ese, no funciona, no es por ahí. Y yo sé internamente, estoy absolutamente convencido de que sí es por ahí. Hay que liberarse de esta carga enorme.

Bueno, he querido dramatizar un poco. Ya me he liberado hace tiempo de eso, pero en un cierto momento me angustiaba.

Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

Que buena esta página .. mis felicitaciones por dejar que las personas se expresen en este ámbito que parece tan absurdo al resto del mundo.
Por otra parte, me atrevo , aunque nadie me dio permiso a dar mi opinión,
SE puedeeee??? como decían nuestras abuelas antes de entrar en casa ajena:
Si las personas " comienzan a dar por sentado que soy coherente, madura, inalterable, impecable, comprensiva y pacífica. O borde, seca, seria y tajante. Empiezan a esperar respuestas sorprendentes e incomprensibles, profundísimas de puro simples..
Debe ser , que de alguna manera les has hecho creer:
que soy coherente, madura, inalterable, impecable, comprensiva y pacífica. O borde, seca, seria y tajante. Empiezan a esperar respuestas sorprendentes e incomprensibles, profundísimas de puro simples..

Hablo por hablar. Pero entiendo
Si tu misma quieres ser y no ser a la vez, si quieres causar impacto y a la vez no,si sabes muchas cosas pero no te atreves a decirlas porque en el fondo no las crees.
Es mejor decir " NO lo se" y tranquilamente irse a dormir.
¿Alguien te obliga a decidir por el resto del mundo? ¿alguien te ha dicho que tienes que ser coherente? ¿ Alguien te obligo a resolver con tu mente pequeñita ..? soy la cabeza del mundo?

Tu misma , con tu ego pequeñito y GRANDISIMO..

Gracias

Anónimo dijo...

Sólo Montes que Aportan Oxígeno...
Gracias :)

Anónimo dijo...

"Conócete a ti mismo", es una frase muy gastada.
Personalmente me he "cagado en el griego" muchas veces.
Pero no por por ello deja de tener su valor.
Conocerse uno mismo desde que se levanta y va al baño y empieza a escuchar esas cosas que deben ser la mente, y te cuenta rururu y chacachaca....
Y no me deja hacer mis cosas en paz..

Eso es un ejercicio mas duro que prepararse para un mundial, hijo.
Ahí estamos,
mas de mil años haciendo zazen y todavía con estas... ??

Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario