Sólo le pido a Dios (por un budismo comprometido)

  
León Gieco-Mercedes Sosa.
esta canción la vamos a traer de vuelta una y mil veces. Para que no se nos olvide recordar.
Que no en mi nombre
Que no con mi voluntad
Que no con mis actos ni mis omisiones ni mis condescendencias ni justificaciones
Que no, que no, que no



  
Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a Dios,
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede a unos cuantos,
que esos cuantos no lo oviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.

Sólo le pido a Dios
que sepamos sellar las grietas del infierno,
si existe o no existe no es cosa nuestra,
permitirles el paso nos envenena.


  

4 pensamientos +:

Anónimo dijo...

Una muy buena canción. La letra lo dice todo, sin mas palabras

unsui dijo...

Nuestra pasividad y nuestra indiferencia hacen posible muchas maldades.
Gracias por recordarlo
bss
j

Elisenda Ortega Matas dijo...

Gran canción, tristemente vigente ¿hasta cuando? Si somos cada vez más los que pensamos igual ¿porqué nada cambia?

ane dijo...

Eso pienso una y otra vez: Si somos tantos ¿por qué se nota tan poco?

Tengo la impresión de que no terminamos de pasar de los pensamientos a los actos. Los "buenos" pensamos y sentimos cosas hermosísimas sin parar pero no hacemos. Todo son brindis al sol: Pinchamos el "me gusta" de fb, tertulieamos, declaramos nuestras intenciones... pero no hacemos mucho más que sonreír, decir, declarar...

Sin embargo "los malos" pasan a la acción.

O algo así :(

Publicar un comentario