Wittgenstein dice...

    
Una característica definitoria de las afirmaciones religiosas es que sus errores son demasiado grandes para ser llamados simplemente errores.

Siendo incalculables disparates, uno es movido a pensar si no pueden tener su propia clase de significado.

Si yo dijera (22)+(22)=(45), un observador respondería: "está en un error".

Pero si yo dijera: (22)+(22)=(3.000.000), el observador pensaría o bien que estoy loco....
 
..............o bien que empleo un sistema de significados que no ha entendido.

14 pensamientos +:

Anónimo dijo...

El problema surge cuando se explican las cosas con un sistema de significados que en realidad son falacias.
Argumento “ad ignorantiam”. Se argumenta la verdad de un razonamiento porque nadie ha demostrado su falsedad; o bien se admite la falsedad de un razonamiento, porque nadie ha demostrado su verdad. Por ejemplo,”debe haber fantasmas porque no se ha podido demostrar que no los hay”.

Ladrón de Guevara dijo...

De ahí que se necesiten pruebas que puedan ser demostradas en todas las ocasiones. De ahí, que sea mejor hablar de la improbabilidad de dios que de su inexistencia.

Anónimo dijo...

Lo mismo pasaría entonces con los unicornios, no es que no existan, es que es improbable que existan.
Aplícalo a las brujas, a las hadas,alos gnomos, a los videntes,a los ángeles...

unsui dijo...

Hay gente que tiene imaginación por ejemplo el Monstruo del espagueti volador. Entrar en la wiki, que es muy ingenioso y tan absurdo como otras cosas...
Sobre el origen de las religiones conviene buscar en google " cultos de cargo" muy instructivo

Xaro La dijo...

Qué bueno Ana, el error siempre es examinable pero la locura...ay la locura, ahí te dejan y en cierto modo es donde está la libertad.

Un fuerte abrazo amiga Ana

Anónimo dijo...

A través de la historia humana, a medida que nuestra especie se ha enfrentado al aterrorizador hecho de que no sabemos quiénes somos ni adónde vamos en este océano de caos, han sido las autoridades, políticas, religiosas y educativas, las que intentaron confortarnos dándonos órden, reglas, regulaciones, informando, formando en nuestras mentes su visión de la realidad. Para pensar por tí mismo has de cuestionar la autoridad y aprender cómo situarte en un estado de vulnerabilidad, apertura mental; caótica, confusa vulnerabilidad, para informarte. Piensa por tí mismo. Cuestiona la autoridad.

[Timothy Leary]

Anónimo dijo...

Es probable que la sadiduría resida en reconocer a la Verdadera autoridad.

¿Qué existe? ¿Qué es real? ¿Lo que percibimos por los sentidos?

Anónimo dijo...

Reconocer la Verdadera Voluntad, en mi caso.
No reconozco a ninguna verdadera autoridad.

Sois libres de obedecer a la autoridad que querais. Siempre que así sea vuestra Voluntad.

Anónimo dijo...

Nada es real, todo está permitido.

Anónimo dijo...

¿Y si todo fuera real? Cada cosa en su correspondiente plano o mundo ...

Anónimo dijo...

Quizás, si nada es verdad todo es posible.Aunque hace tiempo que el dar vueltas al "es real, no es real" dejó de interesarme.

La realidad es subjetiva, la creamos cada uno uno de nosotros. Mi realidad es bastante curiosa por cierto, ya que procuro jugar con ella incluyendo lo "absurdo", lo "sorprendente" etc.. Dada su naturaleza ilusoria por qué no hacerla al menos divertida.

Doni Dachi

Roberto Poveda dijo...

A Wittgenstein lo hemos de leer siempre con atención y cuidado.

Los caminos propuestos al hombre para su liberación del dolor de este mundo son, en sus principios, tan solo eso, caminos. No existen mas que si son recorridos, por cada persona, de uno en uno. Por otra parte la verdad a la que apuntan, como dicen los Evangelios, "no es de este mundo", a lo cual añade el Buda "ni de otro, no está en un más allá, sino en un más acá".

Después, cuando, con el paso del tiempo, estos caminos comienzan a ser transitados por muchas personas, a veces puede que demasiadas, comienzan a aparecer otras cuestiones ajenas a aquel propósito inicial para el cual eran propuestos estos caminos. Entonces esos caminos se convierten en religiones, surgen las teologías, las jerarquías, los dogmas, las ortodoxias y las ortopraxis, los fundamentalismos y sus enemigos. La verdad relativa/mundana y la verdad absoluta se confunden.

Y entonces, también aquel camino deja de ser un camino de liberación, para convertirse en un camino de ilusión, de dualidad, de ignorancia, de esclavitud; a algo, a alguien, a un sistema.

ane dijo...

12 pensamientos como 12 soles.

Saludos y respeto para los pensadores ^^

Mobesse dijo...

Me encanta la flecha esparciendo ¿musgo? Pero no es real.
No me gustan las imágenes de niños famélicos. No son reales. ¡Uf! Menos mal.

Publicar un comentario