Así andábamos muchos más y yo por el camino de santiago

acompañados de cuervos, hormigas, perros y piedras. Y árboles, muchos árboles. La naturaleza entera cuidando y sosteniendo cada uno del millón de pasos que dicen que andamos hasta llegar a santiago.

Como un gran, lento, solemne kinhin.
Ultreia finisterrae et suseia stellae.
(Bueno, algunas veces no sonreía tanto, la verdad)

8 pensamientos +:

Kiosaku dijo...

Anda que no tienes guasa tú, andarina.

Kyosaku dijo...

Que es eso que esta escrito en latín?
Ten compasión de los que somos de ciencias.

Ane dijo...

Ultreia et suseia creo que es el equivalente a nuestro gyate, gyate. Viene a decir: más lejos del fin de la tierra, más alto que las estrellas. O sea: más allá. Siempre más allá.
En fin, una de las hermosuras del camino. La otra -que me encanta- es que pierdes el nombre (igual que en el zen), todo el mundo se dirige a ti tan solo como "peregrin@".
¡Cuántos tesoros encontrados, caramba!

Kyosaku dijo...

Guauuu... Ya te dije que el camino era algo "singular" -Que no es de este mundo, vaya- aunque miles de personas lo pateen cada año y cada uno cuente su pelicula... y no se por que, pero aparece la magia.
Ay , que bien!!!

Ane dijo...

¿Singular? ¡Dios mío, si es que no termino de aterrizar! Y encima me encuentro con que cada vez que digo una maldad aunque sea pequeñita (porque no las hago, eso hace muuucho tiempo que no lo hago. Tanto voto, tanto voto, al final me lo he creído y no hago cosas malas), me arrepiento pero del verbo arrepentirse, nada de "vaya, pues lo siento", no, me arrepiento de sentir un dolor más bien tirando a grandecito. En fin, qué quieres que te diga... si lo sé... habría ido, vale, habría ido.
Pero de verdad que nunca pensé que un simple camino bajo las estrellas me diera la vuelta de esta manera.

Kyosaku dijo...

Lo encontreé por ahí:
"Ultre ia Et Sus eia! Deus adjuva nos!"
"¡Vamos más allá y vamos más arriba! ¡Dios ayúdanos!".

Ane dijo...

Los cátaros tenían la buena costumbre de bendecir a todo aquel con quien se cruzaban, en bajito, claro.
En el camino los peregrinos se desean unos a otros "buen camino" en voz alta, bien lo sabes.
Dicen que antiguamente a la exhortación "ultreia" de un peregrino, el otro respondía: "et suseia". Dicen. También dicen que es una leyenda sin base. Y tan hermosa, digo yo.

Kyosaku dijo...

Ya , los que no ven mas allá nunca le encuentran base a nada. Pero ya te digo yo que una leyenda siempre tiene su base aunque este distorsionada, y sino que se lo digan a los antropólogos.
Por otra parte, nosotros tenemos la buena costumbre de decir "buenos dias, buenas tardes...". Menos los que entran como los burros que diria mi abuela...

Publicar un comentario