Compasión y paciencia

 
Dicen que un día le preguntaron a Etiénne cómo vivir y transmitir la Vía.

Y dicen que respondió: "Con mucha suavidad, con mucha paciencia" (a lo mejor es tan solo una leyenda, pero sirve)
 
Cuando el maestro Fukakusa no Gensei ordenó monje a su discípulo Seiko, le dijo: "Seiko, te doy el nombre de Ji Nin, compasión y paciencia. Voy a decirte lo que significa:

Cuando un bodhisattva muestra a otros la Vía usa la compasión y la paciencia.

Cuando él mismo practica la Vía utiliza la paciencia y la compasión.

Tendrás de cultivar ambas y saber que la una se nutre de la otra. Si tienes compasión, te vuelves paciente; si eres paciente, te vuelves compasivo.

Los cuatros grandes votos del bodhisattva te enseñan el camino.

El primero dice: "Las criaturas son innumerables. Prometo salvarlas a todas".SHUJO MUHEN SEIGAN DO. Este voto se cumple con la compasión.

Y el último "La Vía del Buda es sin igual. Prometo realizarla". BUTSUDO MUJO SEIGAN JO. Esto sólo se consigue con paciencia."

3 pensamientos +:

El Ermitaño dijo...

Cuando se enseña algo a alquien, se aprende mejor. Si, además, se predica con el ejemplo, mejor que mejor. Todos somos uno en LA VÍA, aprendices y maestros. Gasshô _()_

Muiso dijo...

Recordando el "Espiritu de la Abuela" que decia Dogen.

ane dijo...

No sé, a mí me ha resultado de mucha utilidad contar cosas hermosas y copiar actitudes hermosas incluso aunque no lo creyera del todo.

No soy abuela pero ahí voy: transformándome en Abuela poco a poco, año a año. Ya fui guerrera y estuvo bien. Fui madre y estuvo bien. Reina y estuvo bien... y juntando todo eso y renunciando a ello por voluntad propia llego alegremente al tiempo de la Abuela. Me gusta, sí.

Publicar un comentario