allellujah en pucela





de la mano de giltzero

Así nos asombramos. Así participamos. Así crece la alegría. Así confiamos. Así lloramos y nos abandonamos.

ASÍ

10 pensamientos +:

Ladrón de Guevara dijo...

Para que luego diga la gente que yo no tenemos capacidad de sorprendernos gratamente de nada.

Lo que más me ha gustado, que la gente a hecho un esfuerzo por escuchar y por disfrutar.

Gracias por el vídeo.

Cuídate.

Kyosaku dijo...

Que bueno!!!!
Yo estuve trabajando en esa sala hace dos años.
La señora de la mesa, si!!

Me habría gustado ver esto en directo.

claudio daniel dijo...

Hola Ane

SENSACIONAL y EMOCIONANTE. Acá en Bs As, también hicieron algo así pero en un shoping.
Acá te adjunto el link para que lo veas.

http://youtu.be/o9MZYrWKg0o
Abrazos muchos, Musguito

Anónimo dijo...

A ver, puestos a hacer el jilipollas mejor hacerlo con "fundamento". Es más arriesgado y te pueden caer algunas collejas pero el arte que no molesta es arte a medias.

http://www.youtube.com/watch?v=ohzdnplkw4g

Y que arte y que cashondeo tienen algun@s....

El algarrobo

Xaro La dijo...

Me ha sorprendido, me ha emocionado, he llorado.

Gracias Ane

ane dijo...

Cosas del verano y del agobio que me produce cada vez más la red, no he visto los comentarios hasta ahora. Bueno, pues que... sigue siendo bueno compartir aunque no comparto que el arte que no molesta es arte a medias. Todo arte mueve, conmueve y remueve, no hace falta que produzca sarpullidos, muchas veces produce alegría también.

Pero ése es otro debate. Vi muchas cosas en este vídeo, una fue que es posible convocar y re-unir. Y que la música lo hace de forma sublime.

ane dijo...

Y las distintas expresiones de la sorpresa (qué cosa tan hermosa sorprender y ser sorprendido y dejarse sorprender) y el sonido que emerge del silencio y vuelve al silencio y la vuelta al trabajo como si nada hubiera pasado...

Roberto Poveda Anadón dijo...

La gente no ha hecho un esfuerzo, el esfuerzo lo estaban haciendo antes, estaban estudiando, estaban hincando los codos. La gente, como dice Ane,se ha sorprendido y se ha dejado llevar por esa sorpresa, sin esfuerzo.

Es como en zazen, nos esforzamos por permanecer concentrados, atentos a lo que estamos haciendo y a lo que (nos) sucede; pero cuando dejamos que zazen se despliegue y nos sorprenda, cuando confiamos en la vida nueva que llega a cada instante, que es nuestra vida y la del universo entero, ya no hay esfuerzo.

Roberto Poveda Anadón dijo...

Bibliotecas y bancos, buenos lugares para cantar y bailar.

ane dijo...

No me ha pasado nunca ni en una biblioteca ni en un banco ni en un centro comercial. Lo del banco y el centro comercial no es raro porque no suelo pasar por ellos (me caen mal).

Eso sí, si me lo ponen fácil, sea donde sea, me junto, claro que me junto! Que no se me olvida que la unión hace la fuerza, que juntos llegamos donde solos tan sólo nos amargamos....

... y que lo que señalas, Roberto, es tan cierto como que ahora, aquí, luce el sol y va llegando el mediodía.

Publicar un comentario