Ocúpate de los "tuyos"



No vaya a ser que te ocupes de los "chinitos de Biafra" y maltrates o ignores cruelmente a quienes tienes cerca.

A lo mejor el campo de influencia de otros es grande, numeroso y el mío es pequeño y apenas acoge a quienes viven bajo el mismo tejado que compartimos. Pero cuando las cosas se ponen feas, sirven de poco quienes están lejos. Alivian las caricias, canciones y arengas de quienes tengo el privilegio de tener cerca. A mano o a un click de fb.

6 pensamientos +:

unsui dijo...

Es que el prjim@ (próxim@) es pesa@, a los negritos de Biafra, no los conoces y bueno...con unos eurillos salvamos el mundo, (en nuestra parte alícuota, eso nos da derecho a despreciar, chillar, herir a los demás ... que nos tocan el ego (¡o unas partes colgantes de él!.
Siempre me pareció más correcto (aunque no fácil) lo que decía Bayacid:
"Cuando yo era joven era revolucionario y mi oración consistía en decirle a Dios: "Dame fuerzas para cambiar el mundo". Pero más tarde, a medida que me fui haciendo adulto, me di cuenta de que no había cambiando ni una sola alma. Entonces mi oración empezó a ser: "Señor, dame la gracia de transformar a los que estén en contacto conmigo, aunque sólo sea a mi familia". Y ahora, que soy viejo, empiezo a entender lo estúpido que he sido. Y mi única oración es ésta: "Señor, dame la gracia de cambiarme a mi mismo". Y pienso que si hubiera orado así desde el principio, no habría malgastado mi vida".

Si no sabes leer, no puedes enseñar a leer.
Bsss
j

ane dijo...

Me detengo muchas veces en la posibilidad de vivir en un templo -casi me da igual si es zen o benedictino- pensando, tontamente, que en otro lugar, con otra gente... ya sabes...

Me detiene el hecho de que, como advertía Kundera: "la ciudad va contigo".

Cuando los próximos me parezcan tan libres de defectos como los lejanos y yo misma me tenga el aprecio que me debo, entonces, seguramente, dará igual donde viva.

De momento, elijo ser cortés y ceñirme a protocolo con los que tengo al lado, que se merecen mi educación más exquisita. Son ellos quienes soportan todos mis miedos, inseguridades, ascos y anhelos.

bss, j, me quedo con tu pedido: "Dame la gracia de cambiarme a mí misma"

unsui dijo...

Si. A mi cada vez me atrae más. Yo ya he hecho un gran porcentaje de esas tareas que las normas de buena conducta nos exigen y cada vez, al menos en mi caso, parezco menos necesario, ( de hecho sé que el mundo funcionará perfectamente sin mi. Estoy seguro). Pero cuando me fijo más creo que es una actitud egoísta . Lo tengo que estudiar más...
Bsss
j

ane dijo...

Si los que tengo alrededor "están bien" me harán la vida más agradable. Lo tengo claro, así que es egoísmo.

Pero no siempre me sale bien la jugada.

La convivencia es un juego complejo que requiere mucha madurez para que no se rompa. La pega es que si no tengo madurez para llevar una convivencia, lo más probable es que en la siguiente reproduzca errores. Nuevo descalabro... también yo le voy a echar un vistazo.

bss

unsui dijo...

La convivencia es como hacer salsa mayonesa, hay que estar dándole vueltas y vueltas y como no este al loro se te corta. Llega a ser muy cansado, por lo menos para mi
Bsss
j

Xaro La dijo...

Magníficos comentarios!

Un abrazo a ambos

Publicar un comentario