Ojito con las palabras

 
Cada una tiene no menos de siete secretos escondidos entre sus letras o bajo sus letras o enmascaradas en sus sonidos... pero aparte de esto que forma parte de lo que los sufíes piden como una oración: “que se abran las puertas de las letras de las palabras” (claro que ésa es otra historia)...

Hablamos de lo concreto y práctico, de lo de todos los días.

*Cuidado con la palabra "NO". La frase que contiene NO, para ser comprendida, tiene que tener algo al lado y es ese algo que está junto a ella lo que trae a la mente. El NO existe en el lenguaje pero no en la experiencia.

Por ejemplo: piensa en "NO"... no viene nada a la mente. Ahora NO PIENSES EN EL COLOR ROJO........Te pedí que NO pensaras en el color rojo y probablemente pensaste.

Por lo tanto: Procura hablar en positivo, di lo que quieres y no lo que no quieres, por ejemplo, una persona le dice a otra, "No toques mi portátil", sería mejor decir algo así como... "A mi portátil el único que lo toca soy yo", o "Te prohibo tocar mi portátil".

*Cuidado con la palabra "PERO", que niega todo lo que viene antes.
Por ejemplo: "Pedro es un muchacho inteligente, esforzado, PERO..."

Sustituye el PERO por Y, en cuanto puedas. Podrás darte cuenta de que algo muy sustancial cambia o de que realmente querías hacer una crítica enmascarada con cortesía.

*Cuidado con la palabra "INTENTAR", que presupone la posibilidad de fallar.
Por ejemplo: "Voy a intentar reunirme contigo mañana a las 8". En otras palabras: existe una gran posibilidad de que no vaya, puesto que lo voy a "intentar". No lo intentes ¡hazlo!. Viene a ser lo del anuncio de nike: “Just do it”

*Cuidado con "NO PUEDO" o "NO LOGRO", que anuncian incapacidad personal. Mira a ver qué pasa si dices NO PODÍA o NO LOGRABA, que presupone que eso sucedía.... antes, no ahora ni en el futuro.

*Cuidado con las palabras "DEBO", "TENGO QUE" o "NECESITO", que presuponen que algo externo controla tu vida, normalmente esquemas mentales muchos de los cuales no resisten un análisis serio. En lugar de ellas usa QUIERO, DECIDO, VOY.

*Habla de los problemas o de las descripciones negativas de ti mismo, utilizando el verbo en pasado. Esto libera el presente.
Por ejemplo: "Yo tenía dificultad en hacer esto..."

*Habla de los cambios deseados para el futuro utilizando el tiempo presente del verbo. Por ejemplo: en lugar de decir "Voy a lograr", di "Estoy logrando".

*Sustituye "ESPERO" por "SÉ".
Por ejemplo: en lugar de decir "Espero aprender eso", di "Sé que voy a aprender eso". ESPERAR suscita dudas y debilita el ánimo.

*Sustituye lo "CONDICIONAL" por lo PRESENTE.
Por ejemplo: En lugar de decir "Me gustaría agradecer su presencia", di "Agradezco su presencia". El verbo en presente es fuerte y concreto.
       

4 pensamientos +:

Ladrón de Guevara dijo...

Me gusta esta entrada y esta propuesta. Es más, creo que la voy a poner en práctica.

Ya te contaré si funciona o cae en el saco de los intentos fracasados.

p.d: Seguro que me cuesta menos que la de "21 días sin quejas"

Ladrón de Guevara dijo...

Por cierto, creo que ya he terminado de nadar por este blog, ahora bucearé en profundidad por el.

Ane dijo...

me tiene "frita" la pul-se-ri-ta.
Con las quejas lo llevo bien pero todos los días nombro a alguien que no está conmigo. He decidido que solamente consideraré un error hablar con mala leche de algo o alguien... al menos es más operativo!
Y he visto en "pintores" el nuevo lugar en que has puesto al "musgo"... ahí va nuestro agradecimiento.

Andrea dijo...

Lo difícil es ponerlo en práctica, intención es lo que tengo...VOY A CONSEGUIRLO!

Publicar un comentario