SUTRA HANNYA HARAMITA

 
http://kirtimichel-traumwelten.de/id448.htm


Lo cantan unos alemanes que tienen la gracia en -----
En el Zen se habla poco, casi nada.

Pero oí decir que los dioses se regocijan cuando oyen cantar a los humanos (I Ching, Libro de los Cambios, echadle un vistazo, puede parecer un poco coñazo pero cuando te familiarizas con él, y no para adivinar COSAS, es un lujo de sabiduría)

Habréis escuchado el mismo sutra en otras tradiciones y cantado de mil maneras. Aquí, como se canta es muy austero, no tiene gracia (hasta que la encuentras, jai jai..) no por capricho, no se trata de hacer arte de la voz sino SIMPLEMENTE CANTAR, cada uno con su voz INVOCA... No imitéis a nadie, sólo cantad, como las sirenas y los delfines.

A continuación dejamos una traducción del Hannya. Al final hay un breve e interesante glosario. 
Traducción del texto chino al español por Bhikshuni Dzau Dzan, Fernando Tola y Carmen Dragonetti
Asociación Budista China en Argentina - Templo Tzong Kuan
Fundación Instituto de Estudios Budistas
Buenos Aires 1996

Cuando el Bodhisattva Avalokiteshvara practicaba la profunda Perfección del Conocimiento (Prajñaparamita), percibió con claridad que los cinco skandhas son todos vacíos y superó todo sufrimiento.

Oh Shariputra, la forma no es diferente del Vacío (shunyata), el Vacío no es diferente de la forma; la forma es el Vacío, el Vacío es la forma. Lo mismo (ha de decirse con referencia a) la sensación, la percepción, la volición, la conciencia.

Oh Shariputra, todos los dharmas tienen como característica esencial el Vacío. No surgen, no desaparecen, no son ni impuros ni puros; ni aumentan ni disminuyen. Por esta razón en el Vacío no existe la forma, ni la sensación ni la percepción ni la volición ni la conciencia; ni ojo, ni oído, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo ni mente; ni forma, ni sonido, ni olor, ni sabor, ni lo tangible ni las concepciones mentales; ni dhatu-ojo ni dhatu-conciencia de la mente; ni ignorancia, ni extinción de la ignorancia, ni la vejez y la muerte, ni la extinción de la vejez y la muerte; ni el sufrimiento, ni su origen, ni su cesación, ni el Camino; ni el Conocimiento ni la obtención. Como no existe nada que pueda ser obtenido, el Bodhisattva, por apoyarse en la Perfección del Conocimiento (Prajñaparamita), tiene su mente libre de obstáculos; por carecer de obstáculos, no siente temor, ha superado el error y la ilusión: ¡es el Parinirvana!

Todos los Budas de los tres tiempos (pasado, presente y futuro), por apoyarse en la Perfección del Conocimiento (Prajñaparamita), alcanzan la Suprema Perfecta Iluminación. Por esta razón ha de conocerse este Gran Mantra de la Perfección del Conocimiento (Prajñaparamita), este Mantra de la Gran Sabiduría, este Mantra Supremo, este Mantra igual a lo Inigualable, que puede eliminar todo sufrimiento, que es la Verdad por no ser falso; por esta razón ha de recitarse el Mantra de la Perfección del Conocimiento, el Mantra que dice así:

GATE GATE PARAGATE PARASAMGATE BODHI SVAHA (sánscrito)
(CHIEH TI, CHIEH TI, PO LO CHIEH TI, PO LO SENG CHIEH TI, PU TI SA PO JO -chino-)

Glosario breve
Avalokiteshvara: Uno de los Bodhisattvas más importantes del Budismo, símbolo de la Gran Compasión.

skandhas: Los skandhas son las cinco clases de dharmas (o factores de existencia) cuya reunión da origen a un hombre. Ellos son: la sensación, la percepción, la volición, la conciencia y la forma (equivalente en este caso al componente corporal). El texto enumera más adelante los skandhas para declararlos "vacíos".

forma: Rupa es propiamente la apariencia externa (forma, color) bajo la cual las cosas se presentan ante la vista. También por extensión designa a la materia y, tratándose del hombre, su cuerpo.

Vacío: el Vacío es la naturaleza auténtica de las cosas y como tal no existe como algo separado y diferente a ellas.

dharmas: Elementos constitutivos de la realidad empírica. La palabra dharma tiene múltiples sentidos: Doctrina (especialmente la Budista), elemento de lo existente, objeto del conocimiento mental, etc. Siendo los dharmas insustanciales y por consiguiente irreales, no pueden tener ni surgimiento ni desaparición reales. Se utiliza la yuxtaposición de contrarios para describir a los dharmas, cuya verdadera naturaleza escapa al conocimiento humano.

En el Vacío no existe la forma: En la realidad verdadera, que está al margen de todo lo que constituye la realidad empírica en que existimos.

dhatus: Los dhatus, como los skandhas, son dharmas en su sentido de elementos o factores constitutivos de la existencia, agrupados con miras a explicar la constitución del individuo. El término dhatu, como skandha, es un término técnico budista de valor colectivo, que designa a determinados dharmas: los seis órganos de los sentidos (vista, oído, olfato, gusto, tacto y mente), sus seis objetos (forma, sonido, olor, sabor, lo tangible y los dharmas) y las seis clases de conciencia (o conocimiento) correspondientes, de modo que resultan seis tríadas: el dhatu-ojo, el dhatu-forma, el dhatu-conciencia del ojo, etc. De todos los dhatus el texto sólo menciona el primero (ojo) y el último (mente), sobreentendiéndose a los demás. También tenemos aquí la negación del Pratityasamutpada o Surgimiento Condicionado. Los dharmas que lo conforman son:

1. la ignorancia,
2. los residuos kármicos,
3. la conciencia,
4. la individualidad,
5. los seis dominios (es decir los seis sentidos y sus respectivos objetos),
6. el contacto (de los sentidos con sus correspondientes objetos),
7. la sensación,
8. el deseo,
9.el apego,
10. la existencia,
11. el nacimiento y
12. la vejez y la muerte, con todos los dolores y sufrimientos que comportan.

El Prajñaparamitahridayasutra sólo menciona el primero de esos dharmas (la ignorancia) y el último (vejez-muerte). El texto en esta enumeración está negando el Pratityasamutpada no sólo en su orden natural (anuloma), que expresa que con la existencia de uno de los factores de la fórmula se produce la existencia del siguiente y así sucesivamente, sino también en su orden contrario (pratiloma), que expresa que con la destrucción o cesación de uno de los factores, se produce la destrucción o cesación del siguiente y así sucesivamente.

El sufrimiento, su origen, su cesación y el camino que lleva a su cesación constituyen las Cuatro Nobles Verdades enseñadas por Buda. No existe el Conocimiento de la verdadera naturaleza de las cosas y de la
Verdad Suprema (Prajñaparamita) ni la obtención de la Iluminación y del Nirvana, a que dicho Conocimiento conduce.

Tener la mente libre de obstáculos: Pasiones, odios y confusión mental con respecto a la verdadera naturaleza del mundo.

Parinirvana: La meta última, el summum bonum, la felicidad suprema, que pone término a las reencarnaciones y al sufrimiento. Por no participar en nada de las categorías y características propias de este mundo, por ser lo completamente heterogéneo y distinto, puede ser calificado de Absoluto, pero debiéndose excluir de la noción de Nirvana todo elemento deificante o sacralizante.

Buda: Aquí el término "Buda" (en sánscrito buddha) designa no al fundador histórico del Budismo, sino en general a todo aquel que ha llegado a la Iluminación (Bodhi).

Bodhi: En el texto bodhi, literalmente "despertamiento", "despertar" (francés "eveil", inglés "awakening"). El ser, durmiendo en el error, se despierta al conocimiento de la verdadera realidad de todo: el Vacío. El
Despertar, la Iluminación convierte al ser que la ha alcanzado en un Buda, en un Tathagata. Como tal obtiene un Mundo de Buda donde pasa a existir por millones y millones de años, predicando la Doctrina a otros seres y guiándolos hacia la Iluminación. Después de esa existencia quasi-eterna en su Mundo, el Buda ingresa en el Nirvana, la maravillosa extinción total.

Hay otra traducción en el blog del Comando:
http://comandodharma.blogspot.com/

siempre es bueno ver distintas traducciones. Por si acaso alguna de ellas es la llave de nuestra alma.
 

1 pensamientos +:

Ane dijo...

Falta poco para el siguiente hexagrama del I Ching, justo el 1 de octubre. ¡A ver qué nos recomienda!

Publicar un comentario