Mutando a vieja


La foto es de Muiso

Estoy mutando a vieja. Aquí es donde casi todo el mundo dice: "qué va! Si tienes una pinta de joven!" Eso, tengo pinta de lo que les dé la gana, pero no soy la pinta que tengo y además no comprendo por qué semejante comentario tendría que “animarme” negando la evidencia de una edad que me ha costado cincuenta y tres años conseguir. 

No sé dónde pone que lo bueno sea ser siempre joven o parecerlo (esto último penoso, penoso). Que pienso yo que más bien a lo mejor lo bueno es ser joven cuando se es joven y viejo cuando se arriba a viejo. Que resulta que hay cosas de las que disfruto ahora y de las que no podía disfrutar cuando tenía treinta y dos o veintiuno. Es verdad, como diría Reverte, que a veces uno sabe más cosas de las que quisiera saber... bueno él añade palabras que no me gusta pronunciar ni aunque sean ciertas, a saber: en esta puta vida. Y eso, también, sucede según se van acumulando años..

Lo de estar empezando a ser vieja tiene múltiples ventajas. Por ejemplo puedo decir lo que pienso-siento sin miedo. Puedo adular a un joven guapo sin que se piense que me lo quiero llevar a la cama. Resulta que con la vejez comienzo por fin a ser libre.

He aprendido que no es necesario tener marido, cosa que suponía imprescindible. Que no tengo la obligación de ser alguien porque “ser alguien” no hace falta para ser. Lo de ser viene de fábrica según uno nace. Lo de ser vieja enseña en propias carnes (que es tanto como decir que lo sabido encarna, nivel bien distinto del saber a secas) que un hermano vale de poco si no es un compañero del que te puedes fiar; que es posible decir no sin perder el derecho ni a la vida ni al aprecio; que no hace falta ir deprisa para llegar donde quiero y que incluso no llegar también vale; que por hacer lo que puedo ya se puede dar el buen dios por contento y si no que me hubiera hecho ángel o dios menor...

Estoy mutando a vieja y lo sé porque es el momento en que empiezo a darme cuenta de que soy otra cosa distinta de la que parezco (y dicen los que saben que “nosotros, los espíritus, somos más de lo que parecemos ser"). El cuerpo que habito se desmorona despacio y tiernamente. Se arruga, se descuelga buscando sin prisa la tierra de la que está hecho. Sin embargo lo que soy en serio y en el fondo (en ese fondo del que todavía no he conseguido enseñorearme) continúa sin tener edad ni tiempo, y el espíritu vuela cada vez más alto, cada vez más comprensivo, más y más menos severo. En todo caso va siendo lo que ya era desde el principio. Eso me alegra.
  

18 pensamientos +:

Nada Sagrado dijo...

Bellísimo; y entre nos, esto sí que ablanda en serio!!!

claudio daniel rios dijo...

Hola Musguito

Cuanta ternura, amor y compasión por la existencia manifestada en el cuerpo de una MUJER, si, Musguito así, con mayúsculas.

Me emociona leerte porque percibo algo eterno flotando en medio de toda esa impermanencia que relatas y que está sucediendo sin pedir permiso, porque sí, porque es natural. Te quiero mucho, también porque sí, porque me es natural querer, respetar y cuidar de esta existencia que somos, más allá o, más acá, de la forma que encarna por este período de tiempo en que perduramos.

Gassho

claudio

Mar dijo...

Lo tuyo es sabiduría. Ojalá más gente valorara la vejez como la valoras tú. Porque no he visto texto más bonito, más sincero y verdadero en mi vida (vida de 23 años, si, pero con ya algo de criterio).

Estoy orgullosa de tí.

Salud ^^

Ladrón de Guevara dijo...

Como le digo a Libertad y a Jack Sparrow, Cuando los maestros hablan...

unsui dijo...

Cuánta sabiduría en saber aceptar cada fase de la vida tal cual es, con sus ventajas y desventajas, sin intentar engañarse a si mis@ o l@s demás con camuflajes absurdos... y caros
Bsss

NAMASTE dijo...

ME ACABA DE CAER COMO ANILLO AL DEDO TU ESCRITO. YO TAMBIEN ME VOY SINTIENDO ALGO VIEJA CON 52 AÑOS. ACABO DE "ECHAR A UNA ALUMNA" Y DECIRLE NO LE DOY MAS YOGA. ME HARTE. SIENTO QUE MI PROCESO DE APRENDIZAJE TERMINO CON USTED.
NO SE ME SIENTO RARA.
PERO LO QUE HAS DICHO ES CIERTO.
LILIANA POSSO. CALI, COLOMBIA. MEDITADORA ZEN

ane dijo...

Nos vemos, cuando corresponda, en el Consejo de Ancian@s ;)

Xaro La dijo...

Bello, real, atrevido tu post Ane, me encanta mucho, pero mucho.

Aquí te dejo un haiku que me inspiró, te lo dedicaré a ti en mi blog

En cada vida.
Este cuepo que habito
Es de mentira.

Anónimo dijo...

Me ha emocionado enormemente leerte, ya que así me siento yo aunque estoy recién llegada a la década de los 40.
Es triste cómo se quiere disfrazar la realidad, no aceptando lo que es natural o simplemente inevitable ya que, en mi caso, es por enfermedad que siento que ya estoy mutando.
También soy meditadora desde hace muchos años y es ahora, cuando el cuerpo falla, que empiezo a ver quién realmente soy.

Un abrazo,

Sílvia XP.

ane dijo...

Cuídate, Silvia :)

ane dijo...

Uf, qué descanso, Namasté, ¿no?

Me alegra ^^

ane dijo...

Me voy a ver tu precioso detalle, Xaro La. ¡Mil gracias!

maite martin dijo...

te comprendo bien estoy en la misma etapa, asi que te acompaño. Yo estoy contenta porque encuentro un descanso para mi desconocido.
me pareces muy valiente, y alegre.
yo tambien lo soy.
un abrazo

Anónimo dijo...

Pues yo también me he emocionado con el texto, con esa lucidez, con la paz y la seguridad que me ha dado.
Teniendo en cuenta que yo he envejecido cerca de Ane, me siento orgulloso y alagado.
Por toda la gente que quiero sin echarle cuentas, por lo que alimenta querer.
Mucha paz y mucha libertad

Juan Carlos
Policía y pensador

ane dijo...

Oye Juan, de ti he aprendido eso de "sin condiciones".

Sé que parece una ñoñería pero quería agradecértelo en público y en directo.

Gasshô, maestro :)

Comando Dharma dijo...

Es fantástico ver como los amigos están en sintonía aún en la distancia y/o en el silencio.(creo que esa es una de las maravillosas características de la amistad)

He tenido una visión, he visto a nuestra generación llegados a la realidad del "nada que perder", y con el bagaje del conocimiento vital de la dictadura y la falsa democracia, despojados del miedo haciendo la verdadera re/evolución
Si hay alguien que pueda hacerlo somos nosotros.
Libres de llenar las calles y las cárceles. Creo que eso está madurando.
De hecho en Barcelona ya existe un colectivo llamado "yayoflautas" que van por ese camino.
Salud Ane, lo mejor está por llegar.

Toni

ane dijo...

Si es que somos muchísim@s, maite. ¡Qué bien!

bss

ane dijo...

Me voy a apuntar a los yayoflautas :))

Cuánto me alegra tu visita... bueno, la visita del Comando. No he visto en mi vida un nombre mejor elegido!

Salud también para todos vosotros. Salud para traer lo mejor que está por llegar. Y ya puestos, III ^^

Publicar un comentario