If ... (Rudyard Kipling)


Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila cuando todo a tu lado es cabeza perdida

Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira

Si eres odiado y no devuelves el odio sin que te creas por ello ni demasiado listo ni demasiado cuerdo

Si puedes soñar sin que los sueños te dominen

Si hablas con los reyes y guardas tu VIRTUD

Si marchas junto al pueblo con tu paso y con tu luz

Si nada que te hiera puede hacerte una herida

Si juegas a una carta y lleno de alegría, las ganancias de siempre a la suerte de un día,

y pierdes y te lanzas de nuevo a la pelea sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era

Si todos los hombres pueden contar contigo y no eres imprescindible para ninguno

Si eres capaz de llenar el minuto inexorable y cierto con sesenta segundos que te llevan al cielo,
Todo lo de esta tierra será de tu dominio y mucho más aún: serás hombre, hijo mío.
 

2 pensamientos +:

Ane dijo...

A esta poesía le debo más de una "remontada", más de un acto honorable y consecuente.

Le debo mucho.

A Rudyard Kipling (masón)le debía este comentario por lo menos.

Anónimo dijo...

Ajá, un gran (un modesto gran, pero gran a la postre) gozo confirmar que ese es el buen camino, me suenan muchas rectas, algunos recodos, ciertos relieves, la mayoría de los árboles y prácticamente todos los baches, aunque algunos aromas les daba por perdidos, será cosa de los vientos.

Publicar un comentario